nota

Este Blog está dedicado a mi padre, a su obra de vida, a sus ideas, pero por sobre todas las cosas a su constancia. Al académico, padre y abuelo.
Se agradecen los comentarios inteligentes, que aporten al debate intelectual, que complementen o contrasten los artículos publicados, desde una óptica de respeto por las ideas, incluso aquellas que no se comparten.

jueves, 7 de junio de 2007

CIENCIA Y POLITICA: un duo complejo.

Por: Dr. C. Esteban Morales.
Universidad de La habana.
Miembro de la Academia
De Ciencias de Cuba.


Estado, Gobierno, Ciencia (Academia) y Sociedad, representan una trilogia de actores que, en nuestra sociedad, deben actuar muy coordinadamente, de lo contrario se estarian sacrificando los intereses estrategicos del desarrollo social.

Tal trilogia puede ser sintetizada de manera esencial en las relaciones entre polica y ciencia.Un viejo dilema ya planteado por Snow, en su famoso ensayo “El politico y el cientifico “.
Este dilema toma su personificacion en dos tipos de actores, el profesional de la politica y el cientifico, con funciones sociales que no pocas veces se contraponen, pero que a fin de cuentas se complementan.Solo que para arrivar a esa complementacion, hay que decursar un dificil camino, plagado de incomprensiones mutuas, obstaculos e intereses diferentes.De lo contrario, la relacion, insoslayable, tiende solo a darse a traves de la competencia de intereses.Lo que no corresponderia a una sociedad como la de la Cuba actual, en la cual queremos que prime la cooperacion en el trabajo cientifico y el avance de la ciencia. A diferencia de lo que ocurre entre los llamados Policymaking y los cientificos de la politica en otras latitudes, ejmplo, en Estados Unidos.
POLITICA Y CIENCIA
La politica, no es mas que, en esencia, el ejercicio del poder, por lo que las relaciones entre politica y ciencia no se nos van a presentar de manera directa, sino mediadas por el poder.Siendo este ultimo, en esencia, la capacidad de grupos o personas para hacer valer sus intereses.Estos ultimos vienen determinados por multiples factores, aun y cuando, en tendencia, se pueda pensar en la sociedad cubana como una gran comunidad de propositos.

Las ciencias, por su parte y en particular, entre ellas las ciencias sociales y humanisticas, como las mas cercanas a la politica y al ejercicio del poder, deben entendersele como un tipo de actividad humana, que forma parte de los procesos de produccion tipicos de las sociedades modernas, las que se caracterizan por la produccion, difusion y aplicación de conocimientos. Mucho mas ahora que nunca antes, hablandose incluso de una sociedad del conocimiento.

Más que ello, las ciencias sociales y humanisticas y la ciencia en general, tienen que ser concebidas tambien como fenomenos de la cultura.Lo cual significa situarlas en conexión total y directa con la totalidad cultural en que estas se desenvuelven.

Las ciencias sociales y humanisticas en particular, pertenecen a un tipo de actividad diferente de la politica, aunque estan en estrecha interaccion. Lo cual se hace mas complejo, cuando entendemos que, en determinadas circunstancias, la ciencia puede traer aparejada tambien (de hecho lo +es) una forma de ejercicio del poder. Situacion a la cual no prestaremos atencion ahora en este breve ensayo.

Las ciencias sociales y humanisticas, a la larga, responden a intereses de clase. Pues la mision del cientifico social, es atender los intereses de la clase para la cual trabaja. Lo cual no tiene nada que ver con los asuntos de subordinacion de la ciencia a la politica. Pues asi actuan, incluso, los que piensan que pueden aislarse como en una “Torre de Babel “.Dado que no es posible para nada, sustraerse a la influencia de la politca, pues aun y cuando se quiera hacer caso omiso de ella, ello tambien deviene en una posicion politica.Frente a la politica, es un absurdo la neutralidad.No hay neutralidad frente a la politica.No existe el apoliticismo.Siendo tomar partido, una de las primeras condiciones de un cientifico social y humanista.

Es que, en su sentido amplio, no hay lectura inocente; es decir, toda interpretacion del mundo, toda forma de conocimiento de lo real, esta indefectiblemente afectada por el posicionamiento de clase, la perspectiva politica e ideologica, los intereses materiales, los condicionamientos culturales y la subjetividad consciente o inconsciente del intérprete de la realidad en cada momento.

La politica, por su parte, esta muy enlazada con la coyuntura, por tanto su lenguaje esta entroncado a unos codigos que permanecen mucho tiempo, y que en ocasiones se desfasan del estado real que alcanza el desarrollo de las relaciones politicas.

En medio de tal situacion, las ciencias sociales y humanisticas entonces pueden ayudar mucho a buscar alternativas, nuevos lenguajes y codigos, para en funcion de los objetivos estrategicos, sacar a la politica del atolladero.Aunque ello no es tan sencillo como puede parecer. Pues solo se logra atraves de un largo camino de enfrentamientos, contradicciones y cursos preferibles.

Es que la politica no solo se regula por ideales cientificos, sino tamnbien por ideales de conciencia cotidiana, de otro nivel de reflexión y por las percepciones politicas. Aunque las reflexiones cientificas aportadas por las ciencias sociales y humanisticas son fundamentales para asumir decisiones acertadas sobre la sociedad y la política, aunque no siempre tales reflexiones cientificas hayan su lugar dentro de la politica practica.Dado que al frente de esta ultima esta el poder, que siempre actua con el celo propio del lugar y la responsablidad que le corresponde.Con la tendencia innata en los politicos, de siempre considerar a los cientificos como menos responsables.A lo cual, los cientificos no pocas veces contribuyen.

Pero los errores que a veces se cometen al identificar el lenguaje politico y el de las ciencias sociales, tienen que ser evitados.Tampoco se deben introducir los criterios politicos como criterios valorativos y de veracidad en el analisis cientifico.A lo cual no pocas veces los cientificos contribuyen, esgrimiendo los criterios politicos, como criterios de autoridad en la ciencia.

No esta excluida la posibilidad de que la ciencia halle confirmacion en la politica, pero mas importante es que la politica tenga su fundamento en la ciencia.
En definitiva, ciencia y politica no tiene por que enfrentarse competitivamente, si ambas actuan mirandose de frente, y según sus campos de correspondientes de accion. Aunque es la politica la que mas obligada esta de encontrar sus fundamentos en la ciencia.

Por eso es tan importante defender las diferencias entre ciencias sociales y humanisticas y politica, asi como su mutua interdependencia.La relativa independencia entre ambas parece ser fundamental.Pues una vez que emerge la ciencia, la politica, para continuar avanzando, no puede prescindir de ella.

La politica es muy anterior a las ciencias sociales y humanisticas.Pero cuando estas últimas nacieron, a la politica le llego un potencial apoyo para convertirse ella misma en una ciencia. Siendo ese uno de los aportes mas importantes de Carlos Marx a la teoria social.

Aun y cuando, como ya dijimos, entre ciencia y politica se interpone el poder, seria un absurdo, que en una sociedad como la cubana, permitiesemos que esas contradicciones se manifestasen de manera negativa , y mas bien lo que es necesario es que esas interposiciones y contradicciones objetivas, sean esgrimidas como fuentes del desarrollo de una direccion cientifica de la sociedad cubana actual.

De nuevo sobre las realaciones entre politica y ciencia.

Dentro del universo en que vivimos, nada sobra. Si politica y ciencias sociales fueron una misma cosa, una de las dos estaria de más. Si ambas existen, es porque poseen personalidad propia, para ocupar un lugar y desempeñar una funcion especifica en el contexto de la dinamica social.

Entonces las ciencias sociales y humanisticas no pueden ser simples sistemas explicativos de fenomenos o hechos ocurridos.
Las ciencias sociales y humanisticas deben tener y operar sobre la base de criterios independientes, que pueden o no coincidir con la politica.Pues la configuracion de los objetos empiricos en las ciencias sociales y su forma de interpretacion teorica, no pueden ser otra manera de existencia del lenguaje corriente de la politica. En Cuba hemos avanzado mucho en ese campo, pero debemos impedir a toda costa que aparezcan imposiciones.
Debemos evitar por todos los medios, ademas, que la politica sea un simple espejo en el cual reflejar a las ciencias sociales y humanisticas. Esta ultimas no necesitan de ello y mucho menos la ciencia, la que de ese modo entonces estableceria una relacion acritica e incestuosa con la politica. Mas bien la politica necesita que las ciencias sociales y humanisticas sean un cuerpo independiente de pensamiento, que responda por sus propias vias a las necesidades e intereses historicos de la clase que defiende la politica; no simplemente para justificarla, sino para enriquecerla. [1] Cuando este principio basico no es respetado, no existe contrapeso en la equivocacion.

Es que las ciencias sociales deben tratar de proyectar pronosticos y predecir el futuro, lo que en el caso de Cuba, es cuestion de vida o muerte. Para lo cual se exigen del cientifico, preparacion profunda, seriedad, honestidad cientifica, pero tambien valentia politica, para no dejarse imponer los designios de la politica, sino participar directamente en su construccion.

No puede haber actividad cientifica subordinada de manera simple a la coyuntura politica, a las necesidades politicas, aun y cuando las ciencias sociales tienen que contribuir al trabajo en medio de las coyunturas.
En realidad, seguir las coyuturas, es mas bien una funcion de los aparatos de analisis de los Organismos del Estado y del Gobierno.Los que se deben apoyar en las ciencias sociales, pero no traspasandoles una funcion que no les pertenece.Por cuanto el papel de las ciencias sociales, es mas bien, proyectar socialmente, ir mas alla de la coyuntura politica.

Se trata pues de ir al fondo de los problemas y esclarecerlos, con independencia de cualquier determinacion politica o social en boga, dentro de un momento realmente determinado, sin dejarse atrapar por las soluciones de corto plazo.

La historia se construye de coyunturas, que se solapan en el tiempo, particularizando los momentos y dejando tambien saldos, sedimentos, que se proyectan en el futuro. Influyendo en el comportamiento de los posteriores acontecimientos.
Pero las ciencias sociales, por las misma razones antes apuntadas, deben proyectarse, prestando atencion a los saldos y sedimentos que deja la coyuntura, sin diluirse en los acontecimientos de corto plazo.De no hacerlo asi, las ciencias sociales perderian su carácter proyectivo, su sentido estrategico y sus potencialidades de pronosticacion, que seria perder su caracter de ciencias.

Es tambien muy frecuente el error de considerar que las ciencias sociales tienen que ser facturadas por la politica, para estar en condiciones de ser consumidas por el resto de la sociedad.
Ello se expresa claramente, en que aun dentro de un proceso de comprension del papel que deben desempeñar las ciencias sociales, la politica frecuentemente reacciona con tendencia a monopolizarlas. Facturandolas continuamente, como si la politica fuera el unico destinatario de las ciencias sociales.
Algunos cientificos se dejan facturar, mientras que otros se resisten, defendiendo el papel relativamente independiente de las ciencias sociales. Conflicto que solo tiene solucion sobre la base de la mutua comprension por ambos sectores sociales, del papel que corresponde a la politica y a la ciencia. Pero sobre todo, de la comprension de que las ciencias sociales van dirigidas tambien al individuo, la familia, la escuela, y los medios de comunicación, entre otros, que las consumen muchas veces, sin que estas pasen o sean mediadas por la politica.
Seria una verdadera tonteria que esas esferas de la sociedad se dejasen arrebatar por nadie, los beneficios que les acarrearia mantenerse cercanas a las ciencias sociales, aprovechando sus resultados.
Todo lo cual desborda en mucho el interes por las ciencias sociales, solo como un objeto de la politica.
Es que las ciencias sociales, ademas, no pueden sustraerse a la realidad de que dentro de esas actividades que las consumen, a veces estas son tambien generadoras de conocimienos cientificos.Dado que, al menos en Cuba, no es solo dentro de la academia donde pueden generarse conocimienbtos cientificos. Todo lo cual es el resultado de la gama de profesionales de las mas disimiles especialidades, que en muchos lugares desempeñan su actividad concreta enfocando sus tareas tambien con un sentido cientifico.

Todo ello ha llevado a confusiones muy serias entre ciencias sociales y humanisticas, cultura y politica.Lo cual, durante largo tiempo, trajo como consecuencia que rara vez las ciencias sociales aparecieran como tales en los medios.Fenomeno que trae no pocas consecuencias politicas negativas. Como fue, durante mucho tiempo, el que nuestros cientificos sociales y humanisticos, en el exterior, fueran siempre considerados como simples representantes del gobierno y de la politica oficial.Limitandoles asi en su capacidad para representar a la academia cubana y a fin de cuentas tambien, representar los intereses del pais.

En esa situacion se ha avanzado, siendo una expresion de ello, al menos en la television, las “mesas redondas especializadas “, el programa “Origenes “, “Pasaje a lo desconocido “, y las clases televisadas, entre otros programas.Y dentro del campo cientifico, la libertad para la investigacion y la creacion cientifica en general.

Pero una variante extrema de la relacion entre politica y ciencia, es tambien considerar que las ciencias sociales y humanisticas, sus metodos y procedimientos tienen que estar divorciados de la politica y de la influencia del momento. Aun y cuando las ciencias sociales tienen que llegar a sus propias conclusiones, por sus propios medios, incluso, con independencia de que puedan entrar en contradiccion con la politica presente, ello no significa que sus metodos y procedimientos de trabajo tengan que estar divorciados de la politica ni de sus coyunturas; pues se rata de la independencia de las ciencias sociales y humanisticas, no de su divorcio de la politica. Dado que estas últimas, siendo independientes, es como mejor contribuyen a la politica.Por lo que se trata de una independencia relativa y no absoluta de la politica y sus coyunturas.

Es que el pensamiento cientifico, no puede estar subordinado a la coyuntura politica, ni a la politica misma.Porque tiende a encontrar las soluciones que mas acomodan a la politica, perdiendo su capacidad de hallar las alternativas necesarias por si la politica falla o debe cambiar.Pues partimos de que la mejor politica es aquella, que desde el momento de su aplicación, ya debemos comenzar a pensar en como cambiarla.Tratandose de una dialectica cuya comprension es indispensable.

Tambien debemos tener mucho cuidado, porque la palabra divorcio, tiende a introducir el criterio de la ciencia por si misma.Lo cual no existe, porque en la cultura moderna, actua muy fuerte la conciencia politica como parte de la conveniencia social.
Es que ningun cientifico social de ninguna esfera puede abstraerse de la politica y de sus coyunturas.Pues estas permean toda la actividad humana y a todo el pensamiento social.

Negar esas realidades, sobre todo en esferas donde predomina la subjetividad, no es consecuente y es por demas una posicion politica.
Paradojicamente la politica puede encontrar oposicion de la clase que debe representarla y a salir de ese atolladero solo le pueden ayudar las ciencias sociales, buscando alternativas que no contradigan la proyeccion estrategica. Pues imponer politicas, siempre sera peor que esperar por otras soluciones.No obstante ser este tambien un facilismo al que se apela con frecuencia.

Es muy sintomatico, que en periodos de coyunturas críticas, como lo es ahora, la politica se lance rapidamente buscando auxilio en las ciencias sociales.
Lo anterior es cierto, se ha repetido como una constante, desde que el compañero Fidel Castro, fundo los Equipos de Investigaciones Economicas, en la Facultad de Economia de la Universidad de La Habana en 1964. Y cuando se hicieron los trabajos para formalizar matrimonios en la Cienaga de Zapata en los años sesenta.

Sin embargo, ahora el proceso de acercamiento a las ciencias sociales que se viene produciendo, tiene un carácter mucho mas profundo y diriamos sistemico,respondiendo consideramos, no solo a las necesidades actuales,sino mas que ello, al grado de madurez alcanzado en la comprension que han ganado tanto los cientificos sociales, pero sobre todo los politicos, de la necesidad de trabajar juntos.

La importancia de la teoria.

No es dificil en un pais como el nuestro, escuchar aun frecuentres diatribas en contra de la teoria. Me pregunto de que modo podremos llegar a ser un “pais de hombres de ciencia”, si menospreciamos la teoria; de que modo ademas podriamos llegar a tener una “cultura general e integral”. Hasta que sea superada esa disfuncionalidad cultural, no seremos un pais culto. Es el precio a pagar aun por tantos años de subdesarrollo, a pesar de todo lo que se ha avanzado.

Cientificamente hablando, siempre sera mas importante hallar el camino del conocimiento, que el conocimiento mismo.Aunque se trata de procesos que no pueden ser separados.
Es que la ciencia, entre otras de sus funciones vitales, debe ser capaz de construir modelos de interpretacion de la realidad, siendo ese precisamente su principal papel.La ciencia no puede ser una vitacora de hechos recogidos al azar, que no indiquen ningun camino para la interpretacion de la realidad y su proyeccion futura.

A pesar de complementarse, existen diferencias basicas entre la teoria de las ciencias sociales academicas y la practica politica.

El asunto es que debemos distinguir, entre el especialista que busca lograr una comprension teorica de los fenomenos y formular generalizaciones acerca del comportamiento politico, basandose en un alto nivel de probabilidad, y el encargado de tomar decisiones, que tiene que elegir un curso de accion inmediato.

Es que el encargado de trazar politica se preocupa por los detalles sutiles de los valores, las fuerzas y las preferencias politicas que operan en una situacion particular en toda su realidad existencial, más que por la abstraccion o la probabilidad.
Mientras que el teorico social quiere concentrarse primordialmente en elementos comunes a muchas situaciones. El encargado de trazar politica, invariablemente, quiere informacion detallada acerca de aquellos elementos que son unicos respecto al curso que tiene entre las manos.

Los enfasis estan determinados, por la posicion de cada uno ante la realidad, sobre todo, en cuanto a las urgencias con que deben operar dentro de ella.El politico, mas apesurado por dar respuesta a la coyuntura; el cientifico con mas relativo tiempo para el analisis y acicateado por el necesario desarrollo de la ciencia.

Estos enfasis, del teorico y el politico profesional, no alteran la necesidad de que cada uno intente apreciar las modalidades de conocimiento que son peculiares en ambos.Pues ninguno puede permitirse el lujo de desestimar el conocimiento generalizado o particularizado.Ninguno de los dos puede operar olvidandose del otro.Pues ambos se complementan objetivamente, es decir, al margen de sus mutuas voluntades.

Los teoricos academicos apuntan hacia la comprension de los fenomenos; los politicos practicos deben elegir cursos de accion.Los primeros intentan prescindir de los acontecimientos de todos los dias, los segundos no pueden.
Al teorico le urge buscar no ya lo excepcional, sino lo general y sacrificar las descripciones datalladas del caso aislado, en favor de los modelos más amplios y abstractos que abarquen muchos casos. El teorico, ademas, debe estar dispuesto a tolerar la ambigüedad y a enfrentarse con probabilidaes mas que con certidumbres absolutas.

Se debe dar riendas sueltas a la imaginacion, para tratar con ideas poco comunes, incluso a veces absurdas, que nos puedan llevar a reflexiones sobre asuntos antes impensados.Estando siempre dispuestos a la aceptacion de que podemos estar equivocados.

Entonces, al adentrarnos en la teoria, esta debiera permitirnos predecir algunas cosas, al menos, ayudandonos tambien a llegar a ciertos juicios de valor.

“Una teoria, tal y como la concebimos, sera entonces una herramienta intelectual, que nos ayuda a organizar nuestro conocimiento , formular preguntas significativas y guiar la formulacion de prioridades en la investigación, tanto como en la selección de métodos para llevar adelante la investigacion de manera fructifera” ( Dougherty- Sfaltzgarff. P.26).
Esta teoria, por supuesto, estaria en capacidad de suministrar un marco para evaluar las recomendaciones politicas explicitas o implicitas, que abundan en todas las ciencias sociales y humanisticas.

A partir de la filosofia de la ciencia, una teoria tambien se define como una construccion simbolica, una serie de hipotesis interrelacionadas, definiciones, leyes, teoremas, axiomas, variables y constantes; planteandose un enfoque sistematico de los fenomenos y presentandonos una serie de proposiciones o hipotesis que especifican las relaciones entre variables y constantes, a fin de presentar explicaciones y hacer predicciones acerca de los fenomenos.
Por supuesto, las ciencias matematicas, sirvirian aquí de instrumentos, no de simple pincel de representacion, sino para operar con ellas, sobre la base de descubrir en el objeto de estudio seleccionado, los algoritmos y relaciones, biunivocas o no, que nos permitan trazar el modelo de la investigacion, elaborar las hipotesis y arrivar a conclusiones.

A continuacion, a modo de ilustracion sintetizamos un posible ejemplo.

La Teoría o Modelo del Conflicto Cuba-Estados Unidos, en los umbrales del XXI.

Un ejemplo tipico de estas conceptualizaciones, lo tenemos en el “Proceso de Modelacion del Conflicto Cuba- Estados Unidos”.[2]

Veamos:

Contexto Internacional.
Cirscuntacia concreta que da sentido historico al modelo.
Determinada por:
- Derrumbe del Campo Socialista y de la URSS.
- Fin de la Confrontacion Este-Oeste.
-Transito de Estados Unidos a la posicion de potencia Hegemonica a nivel mundial.

Escenarios del Conflicto Cuba-Estados Unidos.
Marcos más especificos, dentro de los cuales se diseñan las politicas.

-Realidad Interna Cubana.
-Realidad Interna Norteamericana.
-Realidad Internacional.
-Entorno global.
-Entorno inmediato al conflcito.

Variables del Conflicto.
Microescenarios o subsistemas de contradicciones especificas.

Pc- Perspectivas del Conflicto. (Variable dependiente).
Dsi- Dinámica de la situacion interna cubana.
Ki- Correlacion congresional en la politica hacia Cuba.
Tb- Transnacionalizacion del bloqueo.
Le- Lobby economico.
Ac-Apoyo de la extrema derecha cubano-americana a la politica contra cuba.
Ai- Agresividad informativa contra cuba.
Rtb-Resistencia al proceso de trasnacionalizacion del bloqueo.
N- Negociacion internacional de una variante unica de politica para subvertir a Cuba.
B- Efecto administración.

Por lo cual, la hipotesis del modeo, se presnta del modo siguiente:
Hipótesis del Modelo..
Pc = f (Dsi, Ki, Tb, Le, Ac, Ai, Rtb, N, B)

Es decir, resulta un modelo matematico no lineal, en que la Perspectiva del conflicto (Pc) en una funcion de todas las variables independientes diseñadas.[3]
Desarrollos que continuaremos en un proximo artículo.



Junio del 2007.



























[1] Para ampliar, v er: Esteban Morales, Revista Marx Ahora No. 13. La habana. Pp. 143-156.
[2] Para ampliar ver: Esteban Morales, “Una Alternativa de Modelacion del Conflicto Cuba-Estados Unidos,en los Umbrales del Siglo XXI “, Revista Iberoiamerica, No.4, 2006, Moscu, Rusia.
[3] Para ampliarVer: Esteban Morales, Revista ISRI, No. 7 enero- julio del 2007, La Habana, pp. 79-106.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada